Monday , January 23 2017
Home / Uncategorized / Deformar para realizar: una toma diferente en materia programable

Deformar para realizar: una toma diferente en materia programable

No obstante, coronando la plétora de problemas con la última película de Transformers, Michael Bay, era la materia programable – materia que puede cambiar sus propiedades físicas de forma autónoma o basándose en las instrucciones de un diseñador.

Bay es un nuevo punto de referencia de la cultura pop para el material programable (cuando, sobre el espectro de fantásticos cuerpos de robots auto-montados, Terminator era objetivamente más realista). Bay también pasó por alto la amplia gama de aplicaciones que la tecnología podría tener, además de cambiar la forma. Pero sobre todo, parece un poco poco realista que la materia reciba nuevas propiedades físicas sólo cambiando de forma … hasta ahora.

Como resultaría, los investigadores de Purdue, han estado trabajando en una forma de hacer que la materia haga eso, aunque no con el propósito de hacer robots gigantes. Por el contrario, los investigadores han creado nuevos tipos de celosías que se pueden ajustar para adoptar nuevas propiedades físicas, a través de los más confiables de los métodos de programación: el calor y la fuerza de aplastamiento. Su investigación, financiada por General Motors, fue descrita en dos artículos publicados en el International Journal of Solids and Structures.

Doblar, Calentar, Estirar, Empujar, Enfriar, Alterar – A continuación, restablecerlo

Las estructuras están hechas de polímeros de memoria de forma, un material que se puede deformar repetidamente con poco desgaste. “Se calienta para cambiar la forma. Se enfría, y se mantendrá en esa forma “, según uno de los investigadores, Pablo Zavattieri.

El avance en sus materiales se encuentra no sólo dentro de la sustancia en sí, sino en su forma: nido de abeja hexagonal y reticulados kagome-patrón. Cuando se aplica una fuerza de compresión a esta estructura celular, se colapsa de una manera específica y predecible. A medida que el material se deforma, su resistencia a la compresión adicional cambia, permitiendo que la rigidez del material se adapte a la respuesta medida a la deformación. “Cuando combinamos” los polímeros de memoria de forma, como señala Zavattieri, con este tipo de estructura celular, “realmente amplifica las capacidades que están siendo programadas”.

Cada patrón de red se deforma de manera diferente en respuesta a la compresión: las células hexagonales cuentan con una topología más versátil y globalmente “dominada por flexión”. Mientras tanto, las células kagome, con una “topología de estiramiento-dominación”, eran más resistentes a la compresión Que su forma es reforzada contra la flexión.

Los investigadores tienen la intención de combinar diferentes patrones y reducir las celosías hasta un punto donde las células individuales son el ancho de un cabello humano. “Ahora … lo que podemos hacer en el futuro, es tener realmente gradientes de estas estructuras. Realmente podemos pensar en estructuras que cambian la geometría de izquierda a derecha, que van de una forma hexagonal a una forma de kagome “.

Por otra parte, Zavattieri señala que “en realidad podrías cambiar los … materiales básicos”.

Con este fin, los científicos pretenden construir estructuras celulares similares con materiales menos elásticos, a saber, aluminio y materiales biestables que mantienen una estructura rígida, pero pueden colapsar entre dos configuraciones diferentes y estables (piense en pulseras rápidas y cintas métricas).

¿Para qué sirve?

El objetivo final de todo este retoque es una serie de materiales que pueden ser producidos en masa y, a continuación, programados después de la fabricación, para adoptar las propiedades físicas necesarias para servir a una aplicación específica. Y de acuerdo con el profesor visitante de la Universidad de Stanford, Elliot Hawkes “hay innumerables aplicaciones en las que una rigidez sintonizable post-fabricación podría ser útil”.

Un material programable como este podría proporcionar refuerzo sintonizable para la zona de arrugamiento de un automóvil, o mejor cascos de fútbol. Además, las propiedades que podrían ser programadas en tales estructuras de celos van bastante más allá de la rigidez. “Me imagino que uno podría sintonizar otras propiedades, como la resistencia eléctrica o térmica, mediante reconfiguraciones inteligentes de vías a través del material”, señala Hawkes. Y de acuerdo con Zavattieri, los investigadores involucrados ven oportunidades para que su pequeña red tridimensional sea reducida a materiales sintonizables, absorbentes de sonido y blindaje de radar o mover cargas aprovechando las capacidades de expansión térmica del material.

Así que, con la posibilidad de que Michael Bay lea Discover, sería genial ver un bot que pueda ajustar su piel deformable para ser invisible al radar.

Facebook Comments

About admin

Check Also

PONGA UNA PARADA COMPLETA A TODOS SUS PROBLEMAS RELACIONADOS CON EL ROUTER DE DLINK

Una ventaja añadida es que ha llegado varias empresas de enrutamiento que vienen con routers …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *